Crónica por Pablo Sanz

IMG_3606[1].JPG

El viernes día 7 de junio nos despertamos listos para ir a Francia. Fue un viaje muy largo, desde las 10:00 que salimos del Escorial hasta las 22:30 que llegamos a nuestro destino. Para empezar cogimos un autobús que nos llevó al aeropuerto. El vuelo salía a las 15:00; sin embargo despegó a las 16:00. Al llegar a París un autobús nos llevó a Rouen, lugar en el que daríamos todos nuestros conciertos. Por último repartieron a los escolanos en familias que vivían por allí que resultaron ser muy amables con todos nosotros.

Al día siguiente el profesor de español del colegio nos enseñó Rouen. Nos contó que Rouen era conocida como la ciudad de las cien torres ya que tenía muchas iglesias, varias de las cuales habían sido destruidas. Por supuesto  vimos la catedral lugar donde daríamos el concierto con el coro polaco y el francés que resultó bonito.

IMG_3557[1]

El domingo cantamos la misa en “L´Armada” una reunión de barcos de varios países como por ejemplo de España, de Rusia… Por la tarde nos tocó el turno a la escolanía. Dimos un concierto precioso que les encantó a todos los franceses. Por último hicimos una fiesta de despedida con los demás coros y nos fuimos a la cama.

El día 10 todos nos despedimos de las familias que nos habían acogido tan bien en sus casas, nos dio mucha pena. Después fuimos a visitar el barco Español que había en “L´Armada”. Al final del día nos fuimos a París donde pasamos varios días para ver la torre Eiffel, los Inválidos… Nos alojamos en un hotel en el que nos lo pasamos pipa.

IMG_3637[1]

 El último día sí que fue largo. Para empezar el autobús que nos llevaba al aeropuerto se retrasó una hora y ya para colmo, cogió una curva con velocidad, se abrió el maletero y cayeron mucha de nuestras maletas a la carretera. Llegamos tardísimo al aeropuerto cuando al facturar las maletas nos dijeron que la cinta se había estropeado. Apuradísimos nos metimos en el avión y llegamos a España bien. A la hora de coger las maletas dos escolanos se dieron cuenta de que la suya no estaba. Por último llegamos al Escorial con mucho tráfico pero muy satisfechos del magnífico viaje.

Al cabo de unos días las maletas de esos dos escolanos aparecieron sin problemas.

Ese fue nuestro viaje a Francia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s