Sabemos que muchos de vosotros os preguntáis cómo es ser un escolano. Es algo que hemos intentado mostraros de la manera más fidedigna desde que lo inauguramos. ¡Por eso existe este blog! Pero también sabemos que muchos de vosotros ahí fuera os preguntáis cómo es ser padre de un escolano. ¿Cómo se vive tener a tu hijo fuera tanto tiempo? ¿Qué es lo que se siente?

Así que… ¡Año nuevo, categoría nueva de artículos! Inauguramos una nueva sección en nuestro blog, como veis muchos ya: la de los padres de los escolanos que, con gran generosidad, comparten con nosotros sus historias y cuentan en primera persona su experiencia como padre de un escolano.

Y sin más rodeos, hoy empezamos con José Luis, que nos cuenta la historia de su hijo Josete, escolano de 11 años que canta actualmente en el coro. ¿Quieres conocerle?

Josete2

¿Hace cuántos años que Josete forma parte de la Escolanía?
Este es su segundo año, entró en la Escolanía el curso pasado. Estudia 6º de Primaria.

¿En qué cuerda canta?
En el coro es Tiple Primero.

¿De dónde sois? 
Somos de Extremadura, de un pueblo cercano a Plasencia, Malpartida de Plasencia, en la provincia de Cáceres.

¿Cómo os cruzasteis con esta oportunidad? ¿Cuál es vuestra historia?
Pues de una parte, conocemos a algunos antiguos escolanos que estuvieron estudiando allí. Y luego, de otra parte, cada dos años vienen al cole de la localidad a hacer las pruebas de acceso. El niño vino un día muy ilusionado a casa, diciendo que quería formar parte del coro de voces de los niños del Escorial, así que le animamos a que se presentase, ¡pensando que sería imposible que le seleccionaran!

¿Y en qué consistieron las pruebas de acceso?
Primero les hicieron unas pruebas de canto en el colegio de Malpartida y después estuvo cuatro días de campamento en la Escolanía, donde fue seleccionado después de distintas pruebas de canto para formar parte del coro.

¿Qué tal se lleva el tener a tu hijo fuera tanto tiempo?
Pues este año un poco mejor: él está en su ambiente y no quiere ni que vayamos a verle los domingos. Aunque el año pasado lo pasó un poco mal: llamaba tres o cuatro veces al día, un poco triste, diciendo que quería volver a casa. En la reunión del primer día de este año, el padre Pedro dijo que Josete era uno de los niños a los que más le había costado, pero mira, ahora está fenomenal. Es más, cuando viene a casa, está deseando que pasen los días para volver. Ya tiene una rutina creada que necesita, ¡porque si no se aburre!

Desde tu punto de vista, ¿qué es lo más gratificante de una experiencia así?
Lo mejor para nuestro hijo es que se relaciona con otros niños, que hará grandes amigos para toda la vida. Su formación musical y académica además no tiene nada que ver con lo que podría tener aquí en casa. Y por supuesto, la cantidad de sitios que está conociendo.

Y para nosotros es un gran orgullo poder escucharle en los concierto, televisión, radio…

¿Tú fuiste un antiguo escolano? ¿O quizá estás interesado en que tu hijo forme parte de la Escolanía? ¡No dudes en comentar!

Anuncios

3 comentarios sobre “Ser padres de un escolano I: la historia de Josete

  1. Hola buenas tardes, soy el padre de un escolano, de Rodrigo. He leído lo que los padres de Josete han escrito y me siento muy identificado. Nosotros somos de Talavera de la Reina, aunque yo viví mi infancia en Jaraiz de la Vera, un pueblo cerca de Malpartida de Plasencia. Cierto día empezamos a saber de la Escolanía gracias a Carlos un escolano de Talavera (muy amigo de mi hijo David, el mayor) y su madre. En principio no dí importancia a la idea de que mi hijo fuera un escolano , no por que no me gustara la idea sino porque sabes desde siempre que una institución emblemática, muy prestigiosa y que únicamente están los niños que tienen algo más, algo más que los demás niños.Quiero reconocer que según iban pasando los días pensaba en la idea de no tener a mi hijo al lado y me aterraba, me causaba una gran angustia y tristriza, el pensar que cuando nos levantásemos veríamos su cama vacía, que no escucharíamos sus canciones matinales tempraneras, que algunos días resultaban un poco molestas. Los días fueron pasando y llegó la escolania a las Agustinas a Talavera, Rodrigo estaba eufórico, apasionado, inquieto como sigue siendo ahora cuando algo le gusta. Cuando oía la palabra “escolanía” cambiaba rotundamente, sencillamente era otra persona. Como también han contado los padres de Josete, fue eligido y posteriormente fue al campamento del Escorial y mi emoción se unió a la de Rodrigo cuando el director de la escolanía, el Padre Chema me dijo con la carta en su mano que contaban con él para este curso. Bueno, únicamente quería dar las gracias y elogiar la labor que hacen todos los componentes de la ESCOLANÍA, que no quiero mencionar a ninguno, para no dejarme a nadie, ya que ellos a demás de ser sus educadores, son nuestros ojos, nuestras almas, nuestros corazones, ya que ellos son ahora sus hijos. Un abrazo a todos y gracias de nuevo.
    “Quisiera también poner de manifiesto que este orgullo que siento por mi hijo Rodrigo al estar en al Escolanía, también lo tengo por David, mi hijo mayor que intenta siempre llenar ese vacío que ha dejado su hermano. Gracias a tí también David y a tí Rodrigo y como te digo siempre: CANTA PARA DIOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s